lunes, 19 de noviembre de 2012

¿Cómo nos comunicamos? Aumenta lo virtual, disminuyen los abrazos


Cuanto tiempo verdad?  Hoy vengo a mi espacio para hablar un poquito sobre la comunicación

Estoy convencida que pese a los grandes avances tecnológicos se está perdiendo. No me refiero a la comunicación virtual que va en auge y cada día somos más quienes estamos presentes en redes sociales, sino a la comunicación “face to face”.

Pasamos mucho tiempo frente a un ordenador, con un móvil en la mano, y sin embargo nos olvidamos de preguntarle que tal está a nuestro amigo o familiar cuando lo tenemos en persona.

La comunicación hoy en día se ha vuelto "virtual" y con las prisas, los problemas que nos persiguen, la presión del trabajo, etc., no nos queda tiempo para comunicarnos salvo a través de estos fríos medios tecnológicos. 

Cabe mencionar que yo soy una agradecida a estos, pues trabajo a diario con ellos y son los que me permiten estar en contacto con gente maravillosa, profesional y muy humana, pero no quita que no me guste humanizar mis relaciones.  Mucha gente hoy en día se olvida de cosas esenciales como mirar a los ojos, expresar una palabra bonita o dar un abrazo.

Ayer mismamente estaba sentada en un restaurante y había una pareja de novios, ¿qué estaban haciendo? Cada uno con su móvil y en su mundo, compartiendo …..nada.

Las personas, con frecuencia no nos damos cuenta de lo que emitimos, sino que estamos pendientes de lo que recibimos. Muchas veces luchamos para que nos vean como queremos ser vistos, esto  hace que la comunicación sea superficial y es allí donde todos perdemos.

Necesitamos conocer la manera en la que somos percibidos para poder valorar la confianza que generamos en los demás. Es de esta manera, cuando tendremos una visión más clara de nosotros mismos y de nuestra capacidad de influir en los otros para generar responsabilidad, ilusión, compromiso y aprendizaje.

Para comunicarnos mejor, sería conveniente escuchar, es decir prestar atención a lo que nos dicen. No hay peor sordo que el que no puede oír; pero hay otro peor, aquél que por una oreja le entra y por otra se le va.(Baltasar Gracián)

Además podríamos evitar quejarnos, ya que las quejas y las críticas solo nos permiten ver el lado negativo de las cosas. Intentemos tener una actitud más positiva, el optimismo, el humor y la felicidad se contagian. La vida tiene su lado sombrío y su lado brillante; de nosotros depende elegir el que más nos plazca.(Samuel Smiles)

Sé respetuoso, contigo, con el otro y con su tiempo. El respeto significa valorar a los demás, acatar su autoridad y considerar su dignidad.

Intenta ser amable, la empatía es una de las condiciones básicas para que cualquier comunicación funcione. Brindar una sonrisa, un abrazo, una palabra sincera tiene muchos efectos positivos al intentar comunicarnos.

Estas pautas parecen sencillas de llevar a cabo, pero realmente las utilizamos? Te propongo que además de comunicarnos virtualmente, prestemos más atención a quienes tenemos a nuestro lado, los haremos más felices y también lo seremos nosotros mismos!