martes, 23 de octubre de 2012

Yo me formo y no me conformo .... y tú?


 Yo me formo y no me con-formo. Según la Real Academia Española en una de sus acepciones dice que conformase es darse por satisfecho. Desde mi humilde opinión en el saber siempre tenemos que aspirar a más.

Nunca tenemos suficiente dinero, ni el suficiente tiempo, ni la suficiente memoria, ni por supuesto, suficiente formación. ¿ Porqué necesitamos formarnos? 
Dada la situación actual en el mercado laboral, la búsqueda de empleo es una tarea complicada y difícil y el currículum requiere no solo adaptarse al puesto de trabajo sino que muestre que tú, cómo interesado, tienes un bagaje de conocimientos adicionales que estén relacionados con el puesto de trabajo al que optas.
Hay un refrán popular que dice que el saber no ocupa lugar, al final desconoces en qué momento ese conocimiento que has adquirido, te va a servir para algo. Seguramente en la circunstancia menos esperada, tienes que poner en práctica aquello que alguna vez has aprendido. Quizá  para dar un salto y abandonar tu situación cómoda en tu trabajo actual en el que hace años que estás y no te satisface a nivel personal, para cambiar tu actividad laboral o a lo mejor para buscar uno mucho más rentable.
Para poder exigir unas buenas condiciones, es necesario aportar un valor diferencial y cuanto más valor aportes a nivel de aprendizaje, mejores condiciones conseguirás, pudiendo pasar de unas condiciones buenas, a otras realmente excelentes con un poco de esfuerzo.
Tres aspectos pueden ayudarnos a que etapas como las de formación y búsqueda de empleo sean más fructíferas:
Proactividad
Una persona es proactiva cuando se anticipa y busca soluciones a inconvenientes que aun no han tenido lugar, tratando de facilitar los procesos de cambios y evolución. Para quien está formándose ser proactivo significa ahondar en los conocimientos que se quieren adquirir e ir buscando nuevas fuentes, se trata de un proceso de aprendizaje continuo.
Si quieres ser proactivo a la hora de buscar empleo es importante tomarse este proceso de búsqueda como un trabajo y lleva su tiempo y dedicación. No basta con solo actualizar nuestro currículum y revisar las ofertas de empleo. Es importante analizar nuestras fortalezas y debilidades, y elaborar nuestro perfil profesional antes de plasmarlo en él. 

Versatilidad
La crisis requiere que seamos personas más flexibles y nos adaptemos a los cambios. Una persona versátil a la hora de formarse será capaz de asumir que en su currículum pueden faltar conocimientos extras, dándose cuenta que si se forma, tendrá conocimientos en varias áreas y eso en una entrevista laboral le servirá para demostrar que vale tanto para “para un roto como para un descosido”. Una cualidad que las empresas de hoy, en constante proceso de cambio y reinvención, valoran especialmente.

Innovación
Tener una actitud innovadora supone analizar, plantear y desarrollar proyectos de manera distinta a como se vienen haciendo. Podemos utilizar herramientas y aplicaciones del entorno 2.0 que hayamos aprendido al formarnos que pueden servir a la hora de enfrentarse a preguntas “trampa”  o nos aportarán la suficiente creatividad a la hora de diseñar nuestro CV.

Si te ha gustado compártelo! Hasta la próxima ;) 

Fuente foto: depositphotos

martes, 9 de octubre de 2012

CAMBIA el rumbo de TU VIDA....ACCIONA!!!!

A veces nos sentimos cautivos de nuestros pensamientos y no encontramos la salida. Vemos todo en tonalidades oscuras y hasta nuestro cuerpo se encuentra desganado y aletargado.

Es  cuando debemos decir ¡Basta ya! ¡Stop! Y salir de nuestra zona de confort, que aunque no nos trae ningún placer estamos cómodos en ella y no nos animamos a saltar la valla y accionar.

Todos podemos recuperar nuestra libertad perdida y dejar de ser máquinas. Para ello tenemos que empezar a tomar el control de nuestra vida, dejar a controlar a los demás y  tomar el timón sobre los siguientes puntos:
 
1)      Nuestra conversación interior, muy frecuentemente la manera en cómo nos hablamos a nosotros mismos, la forma en la que nos valoramos e interpretamos los acontecimientos determinan que estemos embargados bajo una mirada pesimista. Te propongo decir basta y comenzar a quererte más, tú eres único e irrepetible.

2)      La imaginación, tómala como fuente de ilusión y entusiasmo, destierra el desánimo y la desesperanza.

3)      Las acciones a realizar separarlas de los sentimientos que ellos nos generen. Es decir las decisiones que tomemos no estarán basadas en nuestros sentimientos del momento sino fundadas en nuestros valores.

4)      Estar en silencio y reflexionar te ayudará a conectar con tu ser interior y es allí donde aprenderás a conocerte y valorarte.

Hemos sido programados para creer que no podemos elegir lo que queremos en nuestra vida, gran error! Somos lo suficientemente poderosos como para saltar nuestras barreras mentales y conseguir lo que nos parece imposible, siempre y cuando así lo elijamos.  QUERER ES PODER!

Buscando alguna frase representativa, he encontrado Ésta, que aunque es de autor anónimo describe muy bien el mensaje que quiero transmitirles...  Somos lo que hacemos, no lo que pensamos ni lo que sentimos.
 

 

martes, 2 de octubre de 2012

3 pasos para gestionar ese bien tan preciado llamado TIEMPO

Parece un sueño difícil de alcanzar hacer muchas cosas durante el día sin llegar a sentir estrés. El tiempo hoy por hoy vale más que el dinero, corremos sin rumbo y nos cuesta planificar nuestras tareas.

La capacidad de gestionar el tiempo es una de las habilidades más valoradas en las empresas y me atrevería a decir que saber gestionarlo en nuestra vida personal nos traería menos dolores de cabeza, ya que este factor mejora la productividad personal y la competitividad en las organizaciones.

Cuando nos sentimos agobiados se debe a una mala gestión de las tareas que debemos realizar, o debido a las constantes distracciones e interrupciones en el trabajo, o al simple hecho de tener muchos frentes abiertos al mismo tiempo.

Terminamos sintiendo en nuestra mente como que tenemos cuestiones sin terminar y proyectos inconclusos, los cuales requieren nuestra constante atención, y producen que tengamos una pensamientos recurrentes que dificultan nuestra capacidad de concentrarnos en otras cuestiones y hacen que nos sintamos cada vez peor. 

Para ser capaces de gestionar adecuadamente nuestro tiempo, deberemos dar tres pasos:

1)  CONCIENCIA DE LA SITUACIÓN, se trata de analizar con objetividad nuestro punto de partida, y dándonos cuenta de las ganancias en productividad y satisfacción personal que podemos obtener si conseguimos optimizar la gestión de nuestro recurso escaso “tiempo”.

2) VOLUNTAD, se trata de comprometernos con  nosotros mismos a realizar los cambios que sean necesarios.

3) ARRAIGAR LA CONDUCTA, dado que se trata de modificar hábitos de conducta que pueden estar profundamente enraizados, necesitamos ser persistentes en nuestra voluntad de cambio, y con esfuerzo mantener los nuevas conductas que vamos adquiriendo hasta que arraiguen y se conviertan en nuestros nuevos hábitos naturales.

En otra entrega os contaré uno a uno los 4 principios debemos tener en cuenta para planificar adecuadamente nuestro tiempo mientras tanto mirad este vídeo sobre los ladrones de tu tiempo