jueves, 27 de diciembre de 2012

¿Por qué nos cuesta tanto tomar decisiones?


 Día a día se nos presentan cuestiones en las que debemos elegir, priorizar y tomar decisiones… Tal vez algunas se traten de decisiones rutinarias y aparentemente carentes de importancia, mientras que otras pueden tener una repercusión drástica en nuestro futuro.

A nivel personal o profesional tomamos decisiones, a veces hasta inconscientemente!!

Sabías que …tanto las grandes decisiones críticas como las pequeñas decisiones rutinarias del día a día, afectan a nuestro desempeño y condicionan nuestras posibilidades de éxito?  

Por ejemplo, decidir como relacionarnos con los demás, o el modo como reaccionamos emocionalmente ante los hechos que nos suceden constantemente en nuestro día a día, afecta de forma determinante a la forma que nos sentimos, y condicionan nuestro rendimiento y efectividad.

El no poder tomar decisiones posterga proyectos importantes, que a lo mejor pueden propulsarnos económicamente, realizarnos profesionalmente o como personas!

Muchas veces deberíamos confiar más en nuestra intuición, es ella la que nos conecta con fases del pensamiento que escapan de nuestro ser racional. Nos ayuda a tomar decisiones, a entender y comprender mejor a los demás.

Solemos agradecer a la intuición cuando tenemos que decidir que estudios seguir, que empleo seleccionar cuando hay opciones o  que proyecto elegir,  qué casa comprar, a cuál de los candidatos igualmente cualificados para un mismo trabajo escoger, si decidirnos por una relación apasionada y romántica o por una serena y duradera…. En todas nuestras decisiones, la intuición puede desempeñar un gran papel.

Cada uno de nosotros tenemos  nuestra propia personalidad, pero para poder decidir eficazmente necesitamos tener confianza en nosotros mismos, iniciativa, determinación y compromiso. Busca dentro tuyo a ver si encuentras un poquito de estos ingredientes! Con solo una pizca de algunos de ellos podrás tomar grandes decisiones!

Os dejo un vídeo del cuento del Centauro contado por Jorge Bucay,  para que comprobéis la importancia de tomar decisiones….cualquiera que sea… la mejor… o la menos adecuada….siempre será mejor que no decidir!






lunes, 17 de diciembre de 2012

¿Porqué no valoran mi trabajo?


Hoy me ha pasado una cosa muy curiosa ….me han propuesto trabajar gratis, dos veces en el mismo día ….!!! Será que una vez más no se valora el trabajo de que realizamos los Community Manager?

Trabajar es toda ocupación que tiene un hombre o una mujer  por la cual recibe una asignación económica mensual.

Por lo que no confundamos “trabajar” con colaborar…..que llegados al caso y si gusta el proyecto podríamos hacerlo, porque quizá puede que nos sirva para nuestro Currículum o para nuestro “personal branding”.

Un día de mi trabajo  de Community Manager  es más “entretenido” de lo que os imagináis….. a modo personal, puedo contaros que vivo o bien frente a un portátil  o pendiente del móvil, ya que en las comunidades la conversación está viva, ellas no descansan y hay que controlar lo que se dice. Lo primero que hago al levantarme y posiblemente lo último que hago al acostarme es ver que se dice en los perfiles que gestiono. Fines de semana…. ¿¿Existen?? Bueno también es verdad que en mi caso hago algo que me gusta con lo que no me cuesta estar un poquito pendiente de ello.

Con ánimo rebozante y alegre entreguémonos a nuestro trabajo, aun cuando éste parezca insuperable. Adolfo Kolping

A primera hora miro los emails por si hubiera algo importante que realizar, leo las noticias y blogs (Google Reader y Google Search Blog) buscando contenido para postear o twitear en cada perfil, sobre algún tema relacionado con la temática del cliente en cuestión.  

Abro Tweetdeck para revisar menciones y mensajes directos a las cuentas de las marcas, y es donde comienza la conversación con los seguidores o fans. Esta herramienta me gusta mucho pues me permite agregar columnas en función a un #hashtags, TT, o bien por usuarios, etc. Además simultáneamente puedo gestionar más de una cuenta, sin salir de la aplicación.

Con SocialBro analizo la distribución de los followers y followings en un mapa del mundo; los Gráficos de los followers por uso horario, por idioma, por número de followers, por actividad reciente, etc; Verifico quienes son nuevos seguidores a fin de devolverles el follow si lo creo conveniente y verifico cual es la mejor hora para twittear, etc.

Por la noche duermo, pero los followers de Latinoamérica por la diferencia horaria están despiertos, por lo que  programo en Buffer los twits a publicar en las cuentas de Twitter, además me permite obtener una analítica de cada mensaje con sus usuarios en ese momento; si ha sido visto, o lo que se considere para analizar.

 Creo contenido para nuevos post, nuevas creatividades para postear o twitear en los medios sociales  y estoy pendiente de medir la reacción de los seguidores.

Dado que tengo blog, a veces me toca preparar la entrada al mismo y también gestiono los blogs de mis compañeros de trabajo.

También hago networking para analizar aquello que funciona, lo que falla e intentar sacar conclusiones beneficiosas para mis clientes.

A veces tengo que preparar algún tema para dar ponencias o talleres, y eso también quita tiempo.

Y muchas tareas más inherentes a mediciones y analíticas que no os daré más detalles para no aburriros….pero  todo este trabajo...es digno de hacerse sin cobrar? Por mucho que nos guste nuestro trabajo, madrugamos todos los días por dinero. Para trabajar gratis me hago voluntaria!! (Que dicho sea de paso también lo soy…pero eso no tiene nada que ver con mi profesión, sino con mi vocación)

domingo, 9 de diciembre de 2012

¿Es una pérdida de tiempo que los empleados participen en las redes sociales?

Tuve la oportunidad de dictar un Taller de #competenciadigital2.0  en Inmark Elearning (@InmarkE) junto a Samer Soufi y a Belén Santorun (@Blemlandia). Particularmente, pienso que fue una experiencia gratamente enriquecedora, pues los asistentes fueron muy participativos y receptivos a nuestros comentarios y sugerencias sobre cómo hacer “networking” o “personal branding”.


Lo que me ha llamado a la atención y es por ello que escribo este artículo, es que algunos de los participantes trabajan en empresas que tienen una importante presencia en las redes sociales; y comentaban que pese a ello participaban poco o casi nada en las mismas, ya que desde la propia empresa se veía como pérdida de tiempo que el empleado lo haga, no era bien visto.

La pregunta es ¿porqué es una pérdida de tiempo que un empleado twitee, comparta, dé me gusta a contenidos generados por la empresa en la que trabaja?

Según ha publicado en una encuesta mundial KPMG, titulada "Going Social: Cómo las empresas están haciendo lo máximo en los medios de sociales", el uso de las redes sociales en las empresas tiende a ser beneficioso para ellas, incluyendo la mejoría del bienestar laboral de sus empleados.

Las empresas deberían permitir el uso de las redes sociales  a sus empleados porque:

a)  Podrían saber lo que el empleado piensa sobre su compañía. Qué imagen mental tienen sobre la misma.

b) Debido a que las redes sociales son un medio excelente y necesario para el desarrollo de la marca interna, pueden desarrollar “branding” interno.

c) Mejorar las relaciones con los y entre los empleados. Aquí puedo hablar desde la experiencia, en la empresa para la que trabajo (KWAWU)  todos podemos hacer uso de las redes sociales, y hay que ver el “buen rollito” que hay entre quienes las usamos, se genera una complicidad y una forma cercana de comunicarnos, parecida a estar de sobremesa luego de una comida de empresa.

d)  Proteger la marca y reputación. No dejar que los empleados participen de las redes sociales o que su compañía no lo haga, es un verdadero suicidio. Que la empresa no esté en las redes sociales, no quiere decir que no se hable de la misma. La marca y la reputación valen lo suficiente para correr el riesgo de estar allí y ser parte de una comunidad.

e) Si es un profesional que está muy ligado a la empresa, se identificará y alineará con la misma, aunque sus opiniones sean personales. Ayudará a ganar visibilidad a la empresa, puesto que muchas personas  quizás no siguen a la empresa y pueden hacerlo a uno de sus trabajadores.

f) La difusión de los mensajes de la empresa pueden verse multiplicados por el número de perfiles profesionales, también las informaciones, los productos, etc. Debido a que muchas veces el empleado mantendrá relaciones con clientes o proveedores a través de las redes sociales.

Ojalá que las empresas se den cuenta de todos los beneficios que trae que sus empleados participen en las redes sociales y que les dejen “perder su tiempo” para “ganar en presencia de marca”.

lunes, 3 de diciembre de 2012

¿Cómo crear desde la motivación?


Muchas veces me ha pasado el estar frente a un proyecto que no me “inspiraba” nada, es decir que mi faceta creativa estaba en modo off, evidentemente porque no me motivaba llevarlo a cabo.

Como dijo Julia Cameron “La creatividad nunca ha sido sensata. ¿Por qué habría de serlo? ¿Por qué tú deberías ser sensato? A lo largo del tiempo, lo que un artista necesita es entusiasmo, no disciplina”.

Desde luego que artista no soy, pero si necesito del entusiasmo a la hora de trabajar, e incluso de dar lo mejor de mí en todo lo que hago.

Para ser creativos se requiere que contemos con la energía necesaria, y esa es la razón por la cual, que cuando nos encontramos en situaciones de falta de energía, nos sentimos en un estado de desidia, el cual va asociado a falta de motivación, concentración o de pensamiento creativo.

Es por ello, que luego de una jornada intensa y agotadora de trabajo, nos cuesta pensar y estamos como aletargados. Lo mismo ocurre ante una situación de estrés, cuando estamos enfermos, si hemos dormido mal o si estamos cansados por cualquier otra razón. El agotamiento, sea cual sea el motivo debilita nuestras capacidades mentales y creativas.

Para encontrar la paz, la serenidad y el autocontrol, tan necesarios para “crear”, deberemos combinar un nivel de energía alto y una tensión baja, y allí estaremos en un momento de “energía con calma”. Cuando estamos plenos de energía somos más capaces de generar pensamientos creativos que nos ayuden a resolver los problemas difíciles a los que nos enfrentamos.

¿Cómo fomentar la creatividad?

1) Anotar las cosas que hayas hecho bien, independientemente de si salieron bien. Ejercicio realmente útil, estoy segura que pese al resultado, verás que hiciste muchas cosas que en principio pusiste lo mejor de ti para llevarlas a cabo y eso te motivará a continuar.

2) Escribir algunas necesidades. Tal vez las tenemos en mente, pero al escribirlas, nos daremos cuenta si son necesidades realmente necesarias, o producto del imaginario.

3) Tómate tu tiempo para centrarte en un trabajo enriquecedor. Vamos de prisa, y escasos de tiempo, pero un stop a tiempo para centrarse, es necesario, y hasta debería ser tarea obligatorio en nuestro día a día.

4) Escucha tu intuición, aunque luego no le hagas caso.

5) Imita algo que haya bien otra persona.

6) Refuerza al menos una vez al día, alguna acción buena, de las personas con las que tratas. Inténtalo, de verdad que da resultado, desde que lo he puesto en práctica, eso de que lo que das vuelve, lo he vivido en carne propia, y no sabes que bien te sientes luego. Más animada para crear.

7) Practica un deporte, o actividad física. En el fitboxing encontré mi escape para “no pensar” y soltar adrenalina, luego de quedar exhausta y de un sueño reparador, es cuando mi faceta creativa entra en modo “on”.

8) Una vez a la semana haz algo que no sueles hacer, sorpréndete y sorprende a los demás.

El trabajo creativo es muy duro, y algún tipo de autoengaño resulta necesario, aunque solo sea para ponerse manos a la obra. Para empezar, debes creer que aquello que acometes va a salir bien. ¡Y ocurre tan a menudo que no es así! He hablado con novelistas, directores de orquesta, pintores...De modo infalible, todos admiten que el autoengaño es importante en su trabajo. Quizá una expresión mejor sea "creer en lo que haces". Pero yo tiendo a ser un poco más cínico, y lo llamo "autoengaño". Sidney Lumet

Motívate y automotívate….. autoengáñate si es necesario pero deja que tu faceta creativa aflore en todos los aspectos de la vida……ya verás como sientes que estas viv@!