martes, 8 de octubre de 2013

Enredvidiosos


Tenlo claro que por más que interactúes con millones de personas en las redes sociales no significa que sean todos tus amigos. La amistad es una palabra muy importante para mí, y tanto en la vida “real” como en la online, esta relación como una planta, hay que regarla constantemente para que no se marchite, pero tampoco llenarla de agua, para que no se pudra.


Hablando con una amiga que adoro, coincidíamos en que no todo lo que reluce en las redes sociales es oro. No somos conscientes del peligro que entraña rodearse de gente que dice ser amigo y que mañana puede hundirte con un solo comentario en las redes por el solo hecho de hacerte daño. Con esto no te animo a que desconfíes de todo el que se te acerque pero camina con cuidado.

Hay gente que por un problema suyo de inferioridad del que no es consciente, trata de literalmente pegarse como una lapa a quien ve como superior y cuando se da cuenta que no puede obtener beneficio propio, trata de eliminarlo. O como ciertamente escribió Alberto Busquets en su post  #ElTroll “No tiene amigos. Ni corazón, por eso necesita el tuyo. Ha vivido todo tipo de humillaciones, marginado, perdedor, sucio e intolerante lejos de entender que para empatizar con los demás no hace falta hacerlo con el dolor, que utiliza como el sable que un diestro traza en esgrima. Odia al ganador ….
Estas personas desconocen el alegrarse porque al otro le va genial, porque son personas que piensan que lo que ellos dicen es la verdad absoluta y son incapaces de competir desde el aprendizaje, desde el superarse a uno mismo…

El Instituto Human-Computer en Carnegie Mellon realizó un estudio que afirmaba qué el “seguimiento pasivo” en Facebook detona emociones como la envidia y el resentimiento en muchos usuarios, principalmente los que dedican tiempo a ver “fotos vacacionales” de sus amigos.  ¿Las redes sociales pueden causar envidia y depresión?

Ya lo decía Napoleón Bonaparte “La envidia es una declaración de inferioridad”, es un deseo de venganza, tu brillo opaca al envidioso. Alguien que sabe de brillo es Núria Alba y mirad lo que ponía en su post Te pongas como te pongas SEGUIREMOS BRILLANDO “A esas personas tóxicas quiero decirles que nos seguiremos equivocando hasta por necesidad, hasta por obligación, hasta por responsabilidad pero que con nuestro entusiasmo y empeño el resultado final será que no dejaremos de brillar, porque somos de los que buscamos en nuestro interior la solución a nuestros problemas y nuestra felicidad en la de los demás”. Núria contesto a tu post con una frase de Oscar Wilde que dice que “El número de los que nos envidian confirma nuestras capacidades”.

No obstante lo dicho, a quienes sufren de envidia os animo a que destierren de vuestros corazones ese sentimiento pues no os deja que saquéis la mejor versión de vosotros mismos. 

Recordad que Fe grande, trae estima grande; estima grande, grandes resultados.