miércoles, 8 de enero de 2014

#Socialmedia mente en equilibrio

Con el surgimiento de las nuevas tecnologías, cada día estamos más conectados, ya sea porque trabajamos en Social Media o porque cuesta dejar el móvil a un lado. Se nos complica hacer un stop y mirar un rato hacia adentro, para ver en donde estamos parados y qué queremos hacer para conseguir nuestros logros personales y profesionales.

Dicen que mediante la meditación se dejan atrás miedos, deseos, ambiciones y emociones negativas. Por estas razones es que muchas personas practican Yoga, no porque quieran esconderse en una cueva a meditar y apartarse de las tendencias sociales imperantes sino porque el estrés, la ansiedad, la frustración ocupan un lugar más importante en su vida más grande de lo que ellas querrían.

En mi caso comencé a practicarla porque es una excelente técnica para aclarar la mente, tener un momento de encuentro conmigo misma y porque favorece la concentración.

En Sillicon Valley, es tendencia entre las empresas más innovadoras llevar a cabo técnicas Minfulness, entre las que se encuentra el Yoga, a fin de fomentar de que sus empleados sean conscientes y despiertos. Minfulness significa atención plena, es decir estar focalizados en el aquí y ahora.

Y justamente son las empresas tecnológicas quienes están apostando que dentro de sus actividades para sus empleados elijan el yoga porque favorece en:

- Enriquecer la concentración.

- Disminuir y combatir el estrés

- Encontrar en cada uno la sabiduría para tomar las mejores decisiones

- Encontrar el equilibrio emocional necesario para gestionar mejor los cambios

- Focalizarse en las metas y objetivos

- Mejorar el liderazgo

- Potenciar habilidades como la empatía, la comunicación y generar autoconfianza.

Dentro de nosotros existe un poder, una energía, una paz y una sabiduría que podemos aprovechar cuando nos damos cuenta que están ahí. Este poder inspira, anima y da fuerza para crecer en una dirección positiva.

“Quien mira hacia afuera….sueña. Quien mira hacia adentro, despierta!” Carl Jung

¿Te animas a meditar?