miércoles, 5 de febrero de 2014

¿Existe la amistad 2.0?


El concepto amistad ya es bastante complejo en sí mismo y si lo llevamos a las redes sociales, a veces puede serlo aún más.

Ser amigos significa presencia. Para mantener viva una amistad es necesario que la otra parte sienta que estamos acompañándolo aunque no sea físicamente. Contestando a sus mensajes, respondiendo a sus tuits, comentando sus fotos en Instagram, apoyándolo en algún evento. Aunque si es presencial, aún mejor, pero no solo en cuerpo, sino escuchando lo que el otro nos dice. Los amigos en redes sociales, sabrán comprender que tienes vida, trabajo, familia y no se molestarán porque tardes un minuto más en contestar. El amigo de verdad no critica las ausencias, sino que celebra la presencia.

Llama a tus amigos 2.0 a fin de reforzar la relación que han iniciado en redes sociales. No abuses, ten en cuenta que un tuit puede escribirlo desde una reunión, una llamada puede que no pueda recibirla. Pero no esperes a que te llame y te cuente, busca el mejor horario para llamarlo. Piensa en positivo, que si no lo hace será porque no tiene tiempo, pero no se ha olvidado de ti. Eso sí, si pasa el tiempo y no lo hace, entiende que quizá el concepto de amistad tuyo no sea el mismo que el de la otra parte.

Cuando aceptes la amistad en Facebook, ten cuidado porque hay algunas prácticas que se están poniendo de moda como la que explica Alicia Ruiz en su post Invitaciones a fan pages: cuando aceptarlas te convierte en el tolai de turno

Entiendo que la amistad no se forja de un día para otro, como en la amistad de toda la vida, hay que cuidarla y alimentarla, por lo que esos favores se piden cuando ya hay cierta complicidad, es más a ti solo seguramente te saldrá dar un me gusta por hacer un favor a tu amigo, sin que él te lo haya pedido.

Otra muy común es subir una foto a Facebook y etiquetar a todo Dios (bueno a 50 máximo) me encanta que lo hagan con quienes tengo cierta relación, pero hay personas con las que no nos hemos dicho hola en bastante tiempo y me etiquetan a diario, lo que vas a conseguir es que todos abramos una Página para que no puedan etiquetarnos, y se pierda la interacción sana, en la que uno da un me gusta o comenta una foto porque realmente quiere hacerlo.

Señores a ver si os enteráis, en las redes sociales hay gente para todo, y están quienes quieren comenzar una bonita amistad pero que se les ve el plumero con los 140 caracteres, pues las usan para ligar. A nadie le amarga un dulce, como decía una amiga mía….pero no os paséis que comenzáis por “que linda sonrisa”, luego llega el “te invito a tomar un café” y para algunos sigue el “chin pum”. Habrá a quienes les guste, personalmente me incomoda. Demos el uso correcto con la gente correcta.

Como en la vida misma una amistad 2.0, requiere de una buena dosis de comunicación, si te molesta algo es mejor que le llames, le escribas un DM y se le comentes lo que no te gustó, y no corras como patio de vecinos a contárselo a un amigo de tus redes, porque en redes sociales ya sabemos que las noticias vuelan y el cotilleo también. No dañes tu reputación por  tonterías.  No calles tus emociones pero tampoco las acumules.

Tal vez habrá quien se enfade, pero seamos realistas tu puedes tener afinidad con muchos amigos del 2.0, puedes compartir muchos contenidos, muchas risas, muchos comentarios, pero como tu amigo de toda la vida no te conoce nadie. Es verdad que quizá pases más horas enredado con tus amigos 2.0 que con los de tu vida “real” por llamarlo de alguna forma (que lo que pasa en las redes es real como la vida misma! ) pero no por ello puedes pedir favores sin ton ni son, genera un vínculo fuerte de confianza y recién allí, se te dará solo.

Y como dice la frase “Un día es una vida en miniatura” rodéate de amigos 2.0 que te hagan el día más fácil, más alegre y siempre sigue tu intuición, escucha lo que dice tu corazón, que es más sabio que tu cabeza.