miércoles, 16 de abril de 2014

Redes Sociales ¿son el diván 2.0?



¿Son las redes sociales el diván 2.0? Hay personas que usan los muros de sus perfiles para decir lo que les pasa a diario, para expresar sus emociones, para pedir a gritos un poquito de atención, etc.


Muchas veces he oído decir “es que mis amigos que están fuera de las redes, no me entienden, piensan que estoy loco por hablar mis problemas o mis alegrías con un “extraño”.

Y te has puesto a pensar ¿por qué? ¿Porque expresamos nuestras emociones, alegrías y pesares en nuestros perfiles sociales? Está la hipótesis de que se busca estar hiperconectados porque en el fondo nos sentimos hipersolos. 


Compartimos por existir, usamos la tecnología para reafirmar nuestra marca personal, compartiendo sentimientos y pensamientos incluso cuando van surgiendo, algunos se inventan experiencias para tener algo que compartir y así se sienten vivos. Según el siguiente vídeo estamos tremendamente conectados para sentirnos menos solos. "Si no somos capaces de estar solos, 
entonces lo único que aprenderemos será a ser solitarios"




¿estás de acuerdo?

Para muchos las redes sociales son el psicólogo de este tiempo, porque escriben en el estado como se sienten, que les ha ocurrido, esperando que algún “amigo” les solucione el problema. Error! La respuesta la tienes tú, ¿para qué pedir opiniones? Aunque, tal vez te pase como a mi que te gusta saber lo que piensan y generar interacciones en tu time line, pero ten presente que las decisiones las tomas tú.

Por otro lado, parece que en las redes sociales, todo es bonito, porque se comparten mensajes esperanzadores, positivos, llenos de “colores” y tal vez es ello lo que buscamos. Como la situación fuera está complicada, nos aferramos a las redes para llenarnos de optimismo.

Según lo publicado en este artículo de Forbes , uno de los resultados de un estudio realizado sobre el contagio de las emociones en las redes sociales, lo que más han llamado la atención es la capacidad de contagio emocional que tienen las mismas, sobre todo en los mensajes positivos. La felicidad se contagia con mayor facilidad de unos usuarios a otros.

Mirad esta publicidad, donde una abuela explica cómo funciona Facebook, no tiene desperdicio. Dice que en Facebook siempre nos tiene que ir bien, que no debemos poner lo que pensamos de verdad



Sino que debemos ser profundos! 


Dale al play!





Recuerda, estamos en fechas de reflexión, por ello te sugiero pensar ¿por qué estás tan conectado? Estos días de Semana Santa, deja de mirar las redes sociales! Disfruta de ti, de los tuyos y cuéntale lo que te pasa, tus penas y alegrías, pero a quien tengas enfrente, que seguramente te conozca mejor y pueda darte un abrazo, de esos apretaditos que llenan el alma y reconfortan el corazón!